top of page

Escuelas normales de profesores en Chile: Un legado de más de un siglo

Las escuelas normales de profesores fueron instituciones educativas creadas en Chile durante el siglo XIX, con el objetivo de formar a los docentes que se encargarían de la educación primaria. Estas instituciones fueron inspiradas en el modelo francés, y durante más de un siglo fueron el centro gravitacional de la educación primaria chilena.


La primera escuela normal de profesores fue fundada en Santiago en 1842, bajo el nombre de Escuela Normal de Preceptores. Esta escuela fue seguida por la creación de otras escuelas normales en las principales ciudades del país. En 1867, se crea la Escuela Normal Superior José Abelardo Núñez, que se convirtió en la institución más importante de formación de profesores en Chile.


Las escuelas normales se caracterizaban por su enfoque práctico y su compromiso con la educación pública. Los estudiantes de las escuelas normales recibían una formación integral, que incluía materias pedagógicas, didácticas, y formación en las distintas áreas del conocimiento. Además, los estudiantes realizaban prácticas pedagógicas en escuelas fiscales.


Los profesores normalistas tuvieron un papel fundamental en la expansión de la educación primaria en Chile. Gracias a su labor, el acceso a la educación primaria se extendió a la población de todos los sectores sociales. Los profesores normalistas también fueron responsables de la introducción de nuevas metodologías educativas, que contribuyeron a mejorar la calidad de la educación primaria.


En 1974, el gobierno militar de Augusto Pinochet decretó el cierre de las escuelas normales. Esta medida fue parte de una reforma educacional que buscaba fortalecer la formación universitaria de los docentes.


El cierre de las escuelas normales fue un acontecimiento controvertido. Algunos sectores de la opinión pública criticaron la medida, argumentando que el modelo de formación normalista era adecuado para la formación de docentes de educación primaria. Otros sectores, en cambio, apoyaron la medida, argumentando que la formación universitaria era necesaria para mejorar la calidad de la educación.


A pesar del cierre de las escuelas normales, el legado de estas instituciones sigue vigente en la educación chilena. Los profesores normalistas contribuyeron a la formación de generaciones de docentes que han trabajado incansablemente por la educación pública.


Impacto de las escuelas normales


El impacto de las escuelas normales en la educación chilena fue significativo. Estas instituciones contribuyeron a la expansión de la educación primaria, al mejoramiento de la calidad de la educación, y a la formación de docentes comprometidos con la educación pública.


Las escuelas normales tuvieron un impacto positivo en la expansión de la educación primaria. Gracias a la labor de los profesores normalistas, el acceso a la educación primaria se extendió a la población de todos los sectores sociales. En 1907, la matrícula en la educación primaria era de 185.306 alumnos, lo que representaba el 40% de la población escolar. En 1970, la matrícula había aumentado a 2.325.238 alumnos, lo que representaba el 90% de la población escolar.


Las escuelas normales también tuvieron un impacto positivo en el mejoramiento de la calidad de la educación. Los profesores normalistas recibían una formación integral, que incluía materias pedagógicas, didácticas, y formación en las distintas áreas del conocimiento. Además, los estudiantes realizaban prácticas pedagógicas en escuelas fiscales. Esta formación integral permitió a los profesores normalistas desarrollar las competencias necesarias para educar a los niños y niñas de Chile.


Por último, las escuelas normales contribuyeron a la formación de docentes comprometidos con la educación pública. Los profesores normalistas eran formados con un fuerte compromiso social y un sentido de responsabilidad por la educación de los niños y niñas de Chile. Este compromiso se reflejaba en su trabajo en las escuelas, donde se esforzaban por brindar una educación de calidad a todos los estudiantes, independientemente de su origen social.



Fuente: https://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-100627.html#imagenes


Conclusión


Las escuelas normales de profesores fueron instituciones educativas importantes en la historia de la educación chilena. Estas instituciones contribuyeron a la expansión, mejoramiento, y democratización de la educación primaria. El legado de las escuelas normales sigue vigente en la educación chilena, y su impacto se puede ver en la formación de generaciones de docentes que han trabajado incansablemente por la educación pública.

0 comentarios

Comments


bottom of page